jueves, 20 de julio de 2017

Reseña: Si no despierto de Lauren Oliver

Título: Si no despierto
Autora: Lauren Oliver
Páginas: 511

Editorial: Ediciones B
Sinopsis: ¿Y si hoy fuera el último día del resto de tu vida?
Si no despierto es el impresionante debut con que Lauren Oliver se consagró como uno de los mejores autores de literatura juvenil. Convertida desde entonces en un nombre superventas del New York Times, ya figura entre los veinticinco escritores más poderosos de Hollywood, según el Hollywood Reporter, gracias a la esperada adaptación cinematográfica de la presente novela.
Profunda y conmovedora, la historia de Sam llega a la gran pantalla para seguir emocionando.
Imagina que solo te queda un día de vida. ¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir?
Para Samantha Kingston, una de las chicas más populares del instituto, el viernes 12 de febrero debería ser un día más en su fácil vida. Y lo es, hasta que esa noche muere en un terrible accidente.
Pero Samantha vuelve a despertar una y otra vez en la mañana del viernes 12 de febrero, reviviendo hasta siete veces el que debía ser el último día de su vida. Tiene una semana por delante para darse cuenta de que en su mano está realizar pequeñas modificaciones… que pueden cambiarlo todo.
       Volví al ruedo después de casi un mes de ausencia. La realidad es que estoy a medio paso de volverme loca con los exámenes de la universidad, pero intento hacerme ratitos para escribir cada vez que puedo. No vienen siendo muy fructíferos esos ratos, pero es mejor que nada. 
 Esta autora me había enamorado con su pluma desde que leí Delirium, luego otros de sus escritos no terminaron de cerrarme, y, al final, llega este libro para volver al comienzo: flechazo al corazón.
 Si no despierto es la primera obra publicada por Lauren, relanzada hace poco debido al estreno de la adaptación cinematográfica. Tiene como protagonista a Samantha Kingston, y comienza con el relato de la noche en que ocurre el accidente fatal en que ella muere junto a sus amigas Lindsey, Ally y Elody. Sam muere en el acto y vuelve a despertar el mismo viernes doce de febrero, una y otra vez durante siete días. Deberá aprender qué cambiar y qué reparar, si es que puede hacerlo. 
 Me leí este libro en apenas poco más de una noche. Es increíble lo mucho que me enganchó, lo rápido que volaban las páginas ante mis ojos. La escritura de la autora no se iguala a ninguna otra, se distingue porque tiene algo especial que hace que la narración sea envolvente. 
 Sabía que la historia iba a ser fuerte y cruda, pero de ninguna manera me imaginaba que llegaría a congeniar tanto con la protagonista. Sam es un personaje con tanta personalidad...creado para que el lector reflexione con cada una de sus acciones/pensamientos. Que la cuestione en muchos puntos, para poder también cuestionarse a sí mismo. Respecto de los prejuicios, la superficialidad, el bullying y el egoísmo. El cambio profundo que hay en su vida repercute en cada fibra de su ser. La obliga a transformarse; un poco por elección, otro poco a la fuerza. 
 Cada personaje secundario es tan necesario en la historia como lo es el principal. Entre mis favoritos está Kent, que es tan encantador que cada vez que aparecía quería sacármelo del libro. Muy cordial y atento, vacío completamente de malas intenciones, siempre paciente y sencillo por donde se lo mire (cuán atractivo me resulta esto, para mí menos es más).
 Las escenas en las que el grupo de amigas de Sam está reunido eran realmente entrañables. Y sé que no son unas santas ni mucho menos, pero su compañerismo y complicidad eran muy genuinos. Además, todas portadoras de un gran sentido del humor que, créanme, levantaba hasta los muertos; y un poco de risa entre tanto drama lo hacía todo tan espontáneo y verdadero...
“En fin, lo que quiero decir es esto: tal vez tú puedas permitirte el lujo de esperar. Tal vez para ti haya un mañana. Tal vez para ti haya mil mañanas, o tres mil, o diez mil, y te quede tanto tiempo que puedas bañarte en él, entretenerte, dejar que se te escurra entre los dedos. Tanto tiempo que puedas desperdiciarlo.
 Pero para otras personas, solo queda un hoy.
¿Y sabes qué? Es imposible saber a cuál de los dos grupos perteneces”.
 Para ser la primer novela de la autora, está demasiado claro y preciso el mensaje. Tan bien construido que no hace falta haber leído antes un millón de libros, ni siquiera ser un ser extremadamente sensible a las historias del estilo, porque esta, seas quien seas, te traspasará. Desde el comienzo su idea se haya latente y empuja fuerte para llegar a tu cabeza. Y no es necesario esperar mucho para encontrarte sufriendo junto a Sam, llorando o riendo en cada cosa nueva que ocurre.
 Los capítulos son demasiado largos -pero mucho- a decir verdad, pero por primera vez, es algo que no me molestó. Estaba tan compenetrada con la lectura que fue algo que no tuve en cuenta sino me lo ponía a analizar en detalle (y eso que hablo de capítulos realmente largos, de más de noventa páginas y así).
 El final es algo que me dejó pensando un largo rato, meditando sobre si estaba conforme o no. Lo cierto es que no me esperaba en absoluto que las cosas se cerraran de esa manera. Y aún habiendo pasado varios días desde que lo leí, no termino de decidir si estoy de acuerdo o no con ello.
 Lo que definitivamente me ayudó a levantar el ánimo y cerrar la tapa con una sonrisa en el rostro, fueron las notas finales de la autora (no así las historias finales, que me parecieron un anexo absolutamente superfluo e intrascendente). Las notas me hicieron verlo todo desde otro punto de vista, y con la mente un poco más abierta. Palabras justas y sumamente necesarias para lectores incomprendidos o medio desahuciados.
 También quiero destacar que tiene unas citas preciosas. Hasta pensaba hacer alguna entrada especial con algunas de las que más me gustaron, porque quedé tan enamorada que llené de post-its casi todas las hojas del pobre, así que quizás sea buena idea compartirlas. En verdad lo recomiendo mucho.  
“Y ahora, en serio: ¿te sorprende que no me diera cuenta antes? ¿Te sorprende que me llevara tanto tiempo pensar en esa palabra? Muerte. Morirse. Muerta.
 ¿Crees que fui tonta? ¿Ingenua? Trata de no prejuzgarme. Recuerda que tú y yo somos iguales.
 Yo también creía que mi vida iba a durar eternamente”.
4.5/5
¡Muchas gracias a Ediciones B por enviarme el ejemplar!

viernes, 30 de junio de 2017

A través de un mar de estrellas- Diana Peterfreund

Título: A través de un mar de estrellas
Autora: Diana Peterfreund
Páginas: 390
Saga: En la oscuridad resplandecen las estrellas #2

Editorial: Océano Argentina (Oz Editorial)
Sinopsis: Han pasado siglos desde que las guerras que casi destruyen la civilización tuvieron lugar y ahora sólo existen las dos islas de Nueva Pacífica: Galatea y Albión, donde incluso la Reducción, la devastadora enfermedad cerebral que provocó las guerras, es un recuerdo lejano. Sin embargo, en la isla de Galatea, un levantamiento contra los aristócratas gobernantes se ha vuelto mortal. Los revolucionarios usan como arma una droga que daña el cerebro, y la única esperanza que tienen es ser rescatados por un misterioso espía conocido como la Amapola Silvestre.
En la vecina Albión, nadie sospecha que la amapola silvestre es realmente la famosa y frívola aristócrata Persis Blake. La adolescente utiliza su imagen de niña rica y tonta para ocultar a los demás aristócratas su verdadero propósito. Mientras cifra sus planes en aletenotas que parecen simples cotilleos y utiliza la manipulación genética para mejorar el espionaje, su nuevo romance con el guapo médico galatiense Justen Helo está en boca de todos. Y será su misión más peligrosa.
Aunque Persis está enamorada de Justen, no puede arriesgarse a confesarle quién es realmente, sobre todo cuando se entera de que él oculta algo más que su desencanto con la revolución de su país. Su secreto más oscuro podría sumir ambas islas en una nueva era de tinieblas, y Persis comprende que cuando se trata de Justen Helo, ella no sólo está arriesgando su corazón, sino que está arriesgando el mundo que ha jurado proteger.
       La primera parte de esta saga la leí hace muy poco (pueden ver la reseña acá), a pesar de que el libro me lo compré para mi cumpleaños hace ya varios meses. Fue algo totalmente diferente a lo que me esperaba, me encantó y realmente quedé sorprendida. Por si no saben, ese se trata de una especie de retelling de Persuasión, de Jane Austen, por lo que recomiendo que lean (si es que no lo hicieron ya) la obra en cuestión, por dos cosas: primero porque la autora es increíble y el libro es de los mejores de la historia del romance del siglo xix, y segundo, porque disfrutarán el doble el libro de Peterfreund teniendo de base la historia en la que se inspiró a la hora de escribirlo. 
 Este está inspirado en La pimpinela escarlata, el cual no leí, pero según vi en la web, las similitudes con la trama son muy evidentes, y puede ser leído si quieren de manera independiente. 
 Repasando un poco el contexto de la primera parte, luego de una gran guerra, el mundo quedó destruido, dividido en sólo dos islas habitables: Galatea y Albión. Según la historia, la evolución de la raza humana se divide en dos puntos claves: el desarrollo de la agricultura, que creó la civilización, y la Reducción, que la destruyó. 
 Estamos frente a una continuación, también distópica, pero que no es exactamente inmediata ni mucho menos. Tampoco empieza con los mismos personajes anteriores, por lo que, a pesar de tratar la misma temática, no hace falta haber leído En la oscuridad resplandecen las estrellas
 Debo decir que también me sorprendí esta vez. Empecé la lectura bastante desconcertada, porque me esperaba un inicio totalmente diferente. Quería saber sobre Kai, Elliot y Ro. Y lo cierto es que ni noticias de ellos. Ya me iba asustando mucho, hasta que aparecieron (aunque casi al final). Y lo menciono porque realmente hasta que no aparecen en escena, es difícil encontrar un sentido a lo que se cuenta. 
 Tampoco se habló más de los ilotas. No comprendí del todo el redireccionamiento que la autora le dio a los personajes y a la trama. Prácticamente todos son nombres nuevos (menos los tres que mencioné antes). Al inicio pareciera como si se tratara de una historia apartada de la base del primero, pero luego comienzan a entrelazarse poco a poco. Esto último se me hizo algo confuso porque por momentos quedaban baches sin cubrir, información medio tirada de los pelos y algunas escenas de relleno que molestaban y se evidenciaban. 
 Los capítulos son cortos, y se leen rápido. El enigma de Amapola Silvestre lo vuelve todo un poco más interesante, y al final me sorprendí con su verdadera identidad. Pero creo que le faltó un poco de acción, o de pistas de vez en cuando que hicieran que la intriga sea mayor. 
 Tampoco me convenció cómo se plantea esta sociedad. Si bien se relaciona en cierta forma con la otra (por razones que no traeré a colación para no dar spoilers), quedan muchas cosas sueltas. Es algo nuevo, un nuevo lugar, con nuevas personas, y la narración obvia el desconocimiento por parte del lector de todas esas cosas...y sigue adelante.  
 En lo que respecta al romance: fue mi mayor decepción. Es casi inexistente. Esperaba que la historia entre los personajes que se supone se enamoran, fuera un poco más fluida. Pero me encontraba incómoda leyendo sobre ellos, como si en ningún momento fuera a pasar nada
 El final es bastante más cerrado que el anterior, no sé si tiene continuación pero las preguntas llegado el desenlace quedan zanjadas; y el título también cobra mucho más sentido en esta ocasión. 
“Solo hay una manera de recuperarse de la maldad que la humanidad se provoca a sí misma: superarla. Solo podemos ser responsables de lo que nosotros mismos hacemos. En este mundo pasan cosas malas y se nos juzga por cómo respondemos. ¿Participamos en la maldad, o luchamos contra ella con todo lo que tenemos?”.
2.5/5
Muchas gracias a Océano Argentina por enviarme el ejemplar. 

lunes, 26 de junio de 2017

Reseña: El titiritero (#2) de Daniela Suarez

Título: El titiritero
Autora: Daniela Suarez
Trilogía: Alma de héroe y corazón de Rey #2
Páginas: 440

Sinopsis: ¡Los reinos de Nílindor están ardiendo!
Gláhad, el Amo del Hielo, ha puesto en marcha las profecías de destrucción logrando así la victoria sobre nueve territorios.
Esclavizados y torturados, los pueblos fueron sometidos al yugo de su hijo, el dios de la guerra, con el propósito de sumarlos a sus filas de sombras y divinidades transfiguradas.
No quedan aliados: los elfos de luz están pereciendo y la esperanza se desvanece.
Orlíms deberá encontrar al ser con las virtudes necesarias para derrotar el mal, pero grandes peligros se cernirán sobre él en su viaje y pondrán a prueba su fortaleza.
Nada es lo que parece ser, ninguna criatura está a salvo…
Mientras Elián enfrenta el horror e intenta cumplir la misión encomendada por las hadas del jardín encantado, los elfos de la casa LeafHeart se preparan para la batalla final contra las legiones de los ejércitos malditos.
La leyenda vuelve a cobrar vida. Un amor inesperado e imposible despierta, el latir de otro se extingue: Alma de Héroe y Corazón de Rey II, El Titiritero. 
       En la entrada de hoy voy a hablarles de la segunda parte de la trilogía Alma de héroe y corazón de Rey. La primera parte la leí hace bastante tiempo y si quieren pueden pasar a ver la reseña en el blog (es de hace unos tres años, así que perdonen si la encuentran medio desastrosa).
 La autora se comunicó conmigo hace poco para decirme que quería enviarme la continuación de Hilos del destino, así que quiero empezar agradeciendo tan hermoso gesto.
 La obra continúa luego del final de su antecesora -por lo que pueden encontrar algún spoiler suelto, aunque nada para alarmarse-, con un prólogo que hace de disparador para ambientar por un lado y enganchar al lector por el otro.
 Eliseo, hijo del hechicero oscuro más temido, Gláhad, es ahora el Dios de la guerra, y parece tener todas las de ganar para acabar con los elfos de luz. Por otro lado, los buenos oponen resistencia para que eso no suceda, aunque no se les hace nada fácil porque cada vez parecen desunirse más; y mientras tanto los oscuros van devastando ciudades y corrompiendo almas. 
 Quiero empezar hablando un poco de los personajes, porque hay un par en particular con quienes esperaba mucho el reencuentro. Orlíms sigue tan soñador como siempre. Poniendo su corazón por delante ante todo. Fiel a sus sentimientos por Rósmely, y a sus convicciones, las que lo hacen un elfo puro y honorable. Tiene un halo especial que siempre lo hizo resaltar sobre el resto de los personajes, más allá de tener protagonismo, porta una luz propia.
 Me había quedado con muchas ganas de saber más de Rósmely en su momento, porque a pesar de que su rol en la historia había sido fundamental, muy poco sabíamos de ella. Ahora más que nunca agradecí su aparición, ya que lleva a cuestas una misión muy importante que la hará pasar a estar en los primeros planos de la trama.
 La reaparición de dos seres tan divertidos como Idilín y Dorél también sumaron mucho. Al igual que la inclusión de los nuevos seres que le dieron un toque sumamente distintivo a este libro respecto del anterior. Como por ejemplo las sirenas, y el Reino submarino de Killendor, el más pacífico de Nílindor, tan bien desarrollado tanto en historia como en ambientación y descripciones. 
 Los capítulos son más cortos de lo que uno se espera para un libro de este género, lo que resultó en una lectura muy ligera y que en ningún momento era necesario interrumpir porque sí. Además, la autora no se detiene demasiado en una misma cuestión, por lo que es imposible aburrirse, ya que siempre está pasando algo distinto en los pequeños rincones del gran mapa inicial. 
 Lo que sí sentía por momentos es que los villanos perdían un poco de fuerza, o esa impresión me daba, como si se disiparan. O quizás es que los buenos cobraron muchísima más relevancia y acaparaban toda mi atención, lo cual habla muy bien de la escritura, porque venían sobrecargados de osadía y determinación. Ya no todos mantienen sus cabezas gachas.
 “Cada golpe de ella le había dado una razón para ser más fuerte y, con el correr maratónico de los días, sus heridas comenzaban a doler menos. En tantas oportunidades se sintió despedazarse y renacer de su despojo que había perdido la cuenta de las veces que decidió mirar el lado amable de las cosas en lugar de permitirse que el fatalismo invadiera su mente. Ser feliz o desdichado era una elección diaria y en las peores circunstancias siempre había decidido sonreír”.
 La mitología pisa fuerte esta vez. Aún más que antes. Hay seres mitológicos y también un gran despliegue de caracterizaciones físicas, así como de sus respectivos mundos, que acompañan de manera ideal a la temática y el desarrollo de la historia. 
 La pluma de la autora se caracteriza por ser muy poética. Recuerdo que eso fue justamente lo que me enamoró del primer libro. Este, viene cargado de mucha más acción y muchos enfrentamientos, la fusión de las batallas con la aparición de nuevos personajes hizo mucho más interesante la lectura. Por eso es que hay un pequeño punto que no terminó de cerrarme, y fueron precisamente esos mini-monólogos oníricos que en determinadas circunstancias se tornaban, en mi opinión, inoportunos. Reconozco que los personajes son muy pasionales todos, y eso es algo muy atractivo, pero me hubiese gustado que se salieran un poco de esa línea de “prolijidad” constante en la que caminaban. Pienso que aún así los lectores los seguiríamos queriendo igual.
 La venganza y la lucha por conservar el honor (y en otros casos más extremos, el poder) serán los motores que incentiven a los personajes a cumplir sus objetivos. 
 La fantasía está indiscutiblemente en cada página. Daniela sabe ambientar muy bien las historias paralelas entre sí, cada linaje, cada raza y cada casa como si existieran tal cual.
 De vez en cuando me encontraba con algunas faltas de ortografía que lograban distraerme un poco. Al igual que ciertos juegos de palabras que, si bien eran propicios en función de lo que aludían, se tornaban muy predecibles y redundantes, más que nada los que hacían referencia al nombre de este libro o al primero de la trilogía. Creo que en múltiples casos se sobreentendía todo sin aclaraciones.
 En lo que respecta a la edición física del libro, es preciosa. Tiene ilustraciones muy bellas que acompañan el texto, y los detalles se notan realmente muy cuidados por parte de la autora.
 El final abre muchos interrogantes, lo cual me parece muy acertado para dejar una semilla de intriga en el lector. Las respuestas se hallarán en la tercera parte de esta trilogía: “Marionetas”
“—Los mestizos no tienen la fuerza necesaria para sobrevivir a la gran batalla, son tan débiles como los mortales. ¿Prefieres la extinción de tu raza antes que renunciar a un amor que te llevará a la muerte? No existe elfo en la historia que haya sobrevivido a aquella pena. El corazón en pedazos es la peor maldición en nuestro pueblo”.
4/5 
¡Muchas gracias a Daniela Suarez por el envío del ejemplar!

viernes, 23 de junio de 2017

Reseña: Hazme amarte- Johanna Lindsey

Título: Hazme amarte
Autora: Johanna Lindsey
Páginas: 384

Editorial: Ediciones B (Vergara)
Sinopsis: La alta sociedad londinense está tan escandalizada ante la rivalidad extrema entre Robert Whitworth, heredero del conde de Tamdon, y lord Dominic Wolfe, que el príncipe regente les ordena que pongan fin a su disputa uniendo sus respectivas familias a través del matrimonio. Cualquiera de las dos partes que se niegue a obedecer perderá sus tierras y su título.
A Whitworth, la idea de enviar a Brooke, su hermana menor, a la remota finca de su enemigo le sabe a gloria. Sabe que Wolfe difícilmente acepte a la rebelde jovencita como novia, y que de ese modo lo más probable es que pierda su riqueza y su estatus.
Por su parte, Brooke Whitworth ha estado soñando con su primera temporada social en Londres porque tiene la intención de hacerse con un marido que la aleje de una familia nada afectuosa. En cambio, la envían a Yorkshire para casarse con un misterioso noble sobre cuyo linaje pesa una maldición y que trató de matar a su hermano en tres ocasiones. Pese a todo, ese hombre supone para Brooke la manera de llevar a cabo sus planes, y está decidida a hacer que la ame…
     ¡Volví al romance histórico! En este caso con otro título de esta gran autora, que una vez hace bastante leí, y me había gustado muchísimo. 
 La protagonista se llama Brooke, y se define a sí misma como rebelde. Odia todos los aspectos de su vida; y cuando se entera que van a obligarla a contraer un matrimonio por conveniencia, cae en desesperación. Aunque ciertamente lo único que echaría de menos al irse de su casa serían los criados, con quienes le gusta compartir muchos momentos. 
 Su relación con su hermano Thomas no es ni de lejos la mejor. De hecho, no se lleva bien con nadie de su familia. A pesar de que nadie la incluye en los eventos sociales, Brooke ha sido instruida en la equitación, música, danzas, lenguas y arte, además de la lectura, escritura y aritmética.
 Su padre es un hombre frío y sin corazón, y tanto él como el resto la trata con desprecio. Es justamente esa la razón por la que acepta casarse, porque es la única manera que tiene de escapar de su familia. El día de su despedida es la única vez que demuestran interesarse en ella, y obviamente, lo hacen por conveniencia y por razones de dinero. 
 Además de encontrarse con un hombre totalmente diferente al que esperaba, Brooke descubre allí cosas de su familia que ni ella sabía. 
 El primer encuentro con lord Wolfe no es precisamente grato. Él es bastante brusco e intimidante, y hay muchos rumores sobre su personalidad que dan que hablar. Pero poco a poco lo que al principio parecía imposible entre ambos, comienza a aflorar. 
 Como sabrán soy bastante asidua a leer romance (sea histórico, épico, paranormal o de cualquier tipo) por lo que empecé de entrada con el pie derecho esta lectura. 
 Brooke es una protagonista con quien se puede conectar fácilmente. Es simpática, no es rencorosa y tiene un enorme corazón (incluso con las personas que no lo merecen). No se parece en nada a ningún miembro de su familia, pero sabe que fue una hija no deseada, porque todos se encargaron de hacérselo saber.
 Dominic Wolfe es impetuoso. En apariencia física demuestra algo de hostilidad, y hasta llega a ser un poco huraño. Aunque en el fondo es todo lo contrario, y se nota a leguas que es un ser pasional. Pero lo cierto es que tiene sus razones para ser tan aislado.
 La pluma de esta autora es muy ligera; está narrada en tercera persona, por lo que conocemos desde un punto de vista bien amplio, y, por sobre todas las cosas, objetivo a cada uno de los personajes.
 El romance es muy cliché, aviso de peligro. A mí me encantan, en estos casos. Pero si odian las historias más bien trilladas, no sería esta su mejor opción. Lo destacable es que no hay un insta-love (gracias a Dios), y, además, no son una pareja para nada empalagosa. Las escenas sexuales son más bien cuidadas en relación a otros libros del género, y poco abrumadoras. Más bien el centro de atención es el choque entre ambas personalidades, y cómo sobrellevan ese matrimonio concertado en medio de un enfrentamiento familiar inminente. 
 El final fue lo que no me convenció de la obra, especialmente por la forma precipitada en que se resuelven algunos problemas. Pero el resto lo disfruté mucho.
“Bien, la situación no tenía remedio, y, además, acababan de mantener una conversación bastante normal. A lo mejor él no era tan frío y vengativo como ella había esperado; tal vez su hermano había mentido y fue él quien exigió los duelos, mientras que lord Wolfe solo era un inocente en relación a la vendetta de Robert por alguna ofensa imaginaria. Era posible: quizá tanto ella como el vizconde eran víctimas del carácter malvado de Robert”.
4/5
¡Muchas gracias a Ediciones B por el ejemplar!

lunes, 12 de junio de 2017

Reseña: En la oscuridad resplandecen las estrellas- Diana Peterfreund

Título: En la oscuridad resplandecen las estrellas
Autora: Diana Peterfreund
Páginas: 384

Editorial: Océano Argentina (Oz Editorial)
Sinopsis: Han pasado generaciones desde que el experimento genético que tenía que transformar la tierra fracasó y diezmó a la humanidad, generando una sociedad donde la tecnología es ilegal y el poder está en manos de una reducida casta de personas: la nobleza ludita.
Elliot North es una ludita disciplinada que dirige la hacienda de su padre. Cuando Kai, su sirviente, de quien está completamente enamorada, le pide que se fugue con él, Elliot siente que su deber es quedarse aunque eso le romperá el corazón.
Cuatro años después, Kai regresa como miembro de un poderoso grupo cuyas ideas transgresoras amenazan el rígido sistema ludita. Elliot tiene una segunda oportunidad, pero sabe que intentar recuperar el amor de Kai significa traicionar todo aquello en lo que le enseñaron a creer. 
       No saben cuántas ganas tenía de leer este libro. Desde hacía tiempo tenía la segunda parte en espera en mi estantería, y hace poco pude comprarme este, que es el primero. 
 Lo que más me llamó la atención siempre de este libro fue que sea un retelling de Persuasión, de Jane Austen. Un clásico hermoso que me encanta así que estaba ansiosa por ver cómo una autora reversionaba esa maravillosa historia, más teniendo en cuenta que lo hacía en una distopía. 
 En este caso, la protagonista se llama Elliot North, quien dirige la hacienda de su padre y es ludita. Los luditas son una especie de responsables de la humanidad, sobrevivientes de la mancha de la Reducción. Cada generación de luditas debe cuidar a los reducidos -más abajo les cuento qué son- y a toda su descendencia. Se ocupan de administrar las tierras y cumplir minuciosamente con los protocolos establecidos, para salvaguardar la especie.   
 Kai es un post-reduccionista, es decir, un HR (Hijo de Reducidos). Uno de cada veinte bebés nacidos de reducidos son post, pero cada vez son más. Son tan inteligentes y capaces como cualquier ludita. Incluso tienen puestos similares a los que ellos ocupan en las haciendas. Aún así, su estatus social claramente no es el mismo, pero nadie se anima a hablar de ello. Los de esta casta trabajan en la cosecha para los luditas, y viven en condiciones humildes. Aunque también existen los que son libres, pero son todo un misterio. Algunos consideran a los de la clase de Kai como niños indefensos y desorientados, para otros son animales de carga, irracionales e inútiles. Ambos se enamoraron perdidamente, a pesar de ser de clases sociales distintas. La familia de ella estaba totalmente en contra, lo que complicaba mucho las cosas. Pero todo acaba de manera definitiva cuando él decide irse, y le propone fugarse juntos. Ella lo rechazó, y desde ese día no se han vuelto a ver. 
 Cuatro años después, Kai regresa como un almirante. Ya no es más un siervo de la tierra, sino que es uno de los hombres más ricos de la isla. Pero ahora está muy distante con Elliot, carga un resentimiento que claramente no puede dejar atrás. No puede perdonarla. Ahora que ha visto el mundo, más allá, sabe cuán mal están las cosas allí. Cuán mal estaba todo lo que desde niños les habían enseñado. 
 Bueno, como verán las similitudes con Persuasión están bastante explícitas en la trama. Se puede establecer una conexión muy fácil entre ambas obras. En particular, el hecho de que sea una distopía le da un toque especial. Hay una explicación bastante enriquecida sobre el contexto de los hechos. Incluso el tiempo se puede percibir, ya que mencionan actuales países como algo histórico y lejanamente extinguido.  
 “Ya no era su nombre, y, sobre todo, aquel hombre ya no era Kai. Por lo menos, no era el Kai que Elliot había conocido toda su vida. No era el Kai que había ocupado su mente durante los últimos cuatro años, el que Elliot había inventado en la oscuridad de la noche, cuando se atrevía a imaginar que las cosas podían haber sido distintas. Aquel Kai era, sin duda, una fantasía. El hombre en el que se había convertido lo consideraría a buen seguro una pesadilla”.
 Los Reducidos, en tiempos pasados, fueron quienes se creyeron superiores a Dios, y por eso los bajó un eslabón por debajo del hombre. Hablan en un extraño lenguaje monosilábico y pueden recibir adiestramiento, pero no desempeñar ningún otro tipo de trabajo cualificado. Requieren de suma vigilancia, ya que los jóvenes, ancianos, enfermos y embarazadas son propensos a autolesionarse.
 La distinción entre estos tipos de personas es lo que sería un extra por sobre el original. Porque en el resto de los aspectos, coinciden bastante. Ya sea en los problemas financieros de los North, y la personalidad del padre de Elliot cuya preferida es nadie más ni menos que Tatiana, su hermana mayor.
 El romance es también muy similar: frío cuando están frente a frente, pero muy poético en sentimiento. Lo que agregaría para destacar es que la hostilidad de Kai es muchísimo más marcada. Y eso me encantó. Lo que cambiaría hubiese sido poner menos frases calcadas -así, tal cual- en ciertos momentos.
 A pesar de todo, la pluma de la autora es bastante particular, y no terminó de convencerme por completo, porque por momentos se me hacía algo lenta y densa. Aún así, los diálogos eran penetrantes y cargados de emociones. Eso sumado a la profundidad de los personajes creados, hicieron que la novela me enganchara. Su evolución es muy progresiva; y aunque no tiene demasiados giros, sí posee uno puntual que da el pie perfecto para despegar.
 Es raro, porque para estar ambientado en un futuro incierto, las escenas parecen más bien sacadas de una película antigua, de algún siglo pasado. O será que al tener como base dicha obra, todo me parezca narrado en el siglo xix.
 Lo mejor es el toque original que le da la autora. Eso que lo hace un gran retelling, el punto distintivo e independiente de su inspiración original. Y es la clase de magia que tiene, un ingrediente que roza un poco, pero que no se introduce de lleno en la fantasía.  
 El final me pareció bastante apropiado, aunque no imagino de qué manera podría continuar (supongo que eso significa que quedé conforme). Por suerte tengo la segunda parte aguardando, para deleitarme con un poco más del maravilloso corazón de Kai y la osadía de Elliot.
“¿No es extraño que sepamos cosas de estrellas que ya ni siquiera podemos ver? En los libros hay muchas estrellas que ninguna persona de las islas ha visto nunca. Un día, tal vez consiga construir un avión de verdad y tú y yo podamos ir a ver el resto de las estrellas y también el resto del mundo.
Tu amigo, Kai
4/5

domingo, 4 de junio de 2017

Actualizando: Reto 50 libros

    ¡Hola! En esta entrada breve les quería contar que me apunté a un reto este año (después de muchísimo, pero muchísimo tiempo que llevaba sin hacerlo).
 La creadora es la dueña del blog Lectora de tot, y se trata sencillamente de leer 50 libros durante el 2017. Les dejo por acá el banner redireccionado a la entrada original, por si les interesa. Y al final la lista de los libros que llevo leídos, la cuál iré actualizando regularmente.


1• Juicio Final- John Katzenbach (Reseña)
2• Jane Eyre- Charlotte Brontë (Reseña)
3• Silencio- Becca Fitzpatrick (Reseña)
4• Finale- Becca Fitzpatrick (Reseña)
5• Fuego- Mats Strandberg y Sara B. Elfgren (Reseña)
6• Un lun Dun- China Miéville (Reseña)
7• El hilo de la costurera- Dagmar Trodler (Reseña)
8• En el bosque- Eliza Wass (Reseña)
9• Ladrona de libros- Markus Zusak (Reseña)
10• Hojas de hierba- Walt Withman (Reseña)
11• Siete días sin besos- Michelle Styles (Reseña)
12• La chica de Summer Hill- Jude Deveraux (Reseña)
13• Huir del amor- Sophie Saint Rose (Reseña)
14• Mi isla- Elisabet Benavent (Reseña)
15• La espada de cristal- Victoria Aveyard (Reseña)
16• Tren con destino a ti- Alba Navalón (Reseña)
17• Romance a la carta- Olga Salar (Reseña)
18• Cinco minutos -Faith Carroll (Reseña)
19• Coraline- Neil Gaiman (Reseña)
20• El Club de los Mejores- Arthur Gunn (Reseña)
21• Persuasión- Jane Austen (Reseña)
22• Memoria de cristal- Cecelia Ahern (Reseña)
23• Lazarillo de Tormes- Anónimo (Reseña)
24• El libro de Sarah- Vicente García (Reseña)
25• Escuela de sangre- Max Rhode (Reseña)
26• Imperfectos- Cecelia Ahern (Reseña)
27• Todo, todo- Nicola Yoon (Reseña
28• La profecía del cuervo- Maggie Stiefvater (Reseña)
29• Anochece en los parques- Ángela Armero (Reseña)
30• Los saqueadores de sueños- Maggie Stiefvater (Reseña)
31• En la oscuridad resplandecen las estrellas- Diana Peterfreund (Programada)
32• Hazme amarte- Johanna Lindsey (Leyendo)
33• 
34•
35•
36•
37•
38•
39•
40•
41•
42•
43•
44•
45•
46•
47•
48•
49•
50•

sábado, 3 de junio de 2017

Reseña: Los saqueadores de sueños (#2) de Maggie Stiefvater

Título: Los saqueadores de sueños
Autora: Maggie Stiefvater
Saga: The Raven Boys #2

Páginas: 495
Editorial: SM Argentina
Sinopsis: Todo el mundo tiene secretos. Los guardamos o nos los guardan, los controlamos o escapan a nuestro control. Ronan Lynch, también. El gran secreto de Ronan es que puede robar cosas de los sueños y traerlas al mundo real. Lo malo es que hay alguien que desea esas mismas cosas. Alguien cuyas intenciones son más siniestras. Y mientras tanto, las líneas ley que rodean Cabeswater se están debilitando. Glendower es un sueño cada vez más lejano, y Gansey no está dispuesto a permanecer indiferente. 
       Esta reseña la escribí a los pocos días de haber terminado el primer libro. Si no lo leyeron, puede que se encuentren con spoilers de la primera parte. 
 Repasando un poco de qué va la trama: Sabemos que Blue es la única mujer de su familia que no es médium –aunque tiene algo especial que fortalece los poderes espirituales de las demás personas con su sola presencia-. Además de cargar con ese estigma, hay un gran vaticinio que asegura que este año se enamorará, y cuando bese a su amado, lo matará. 
 Por otro lado están los chicos del cuervo, quienes pretenden encontrar al rey Glendower, que lleva siglos dormido, para despertarlo. La razón es que, según cuenta la leyenda, quien lo despierte verá cumplido un deseo. A todo esto se suma el gran secreto de Ronan, que es que puede robar cosas de los sueños y traerlas al mundo real, lo cual puede resultar tan bueno como volverse un problema para todos.     
 El libro se desarrolla prácticamente en base a la búsqueda de Glendower, que dicho sea de paso, es muy intensiva. 
 Esta continuación empezó por sorprenderme. El motivo es que el inicio fue bastante diferente que el anterior; quizás fue porque ya estaba metida en la historia al haberlo leído, pero lo cierto es que, desde que comienza la narración, te engancha mucho. Hay una acción que se da de manera más desenvuelta, ya no hay que esperar tantas páginas para que algo suceda. Hay personajes que se revelan y surgen nuevos enigmas, lo que hace que de alguna manera se acerque más a la idea que tenía de la escritura de la autora en un principio. Aunque admito que no es tan ligera como quisiera, pero sí es muy personal. 
 Llegada la mitad del libro hay una disminución de diálogos que me dejó un poco desconcertada. Hubo un aumento de descripciones y explicaciones, y todos callados. En esos momentos era en donde me volvía a aburrir muchísimo, remontándome a lo que fue el inicio de la saga. En cierto momento es donde resurge el lenguaje coloquial y todo se acomoda un poco. Siento que la autora se maneja mucho mejor en esa fusión que hace entre conversaciones y pensamientos, yendo de lleno a la idea, tirando la bomba, no dando rodeos.  
“Blue no se creía enamorada de él. Nunca se había enamorado, pero estaba segura de que, si lo estuviese, lo sabría. Hacía unos meses había tenido una visión en la que lo besaba, cosa que no le costaba mucho tener presente. Pero su lado más racional, que a menudo era el único, le decía que aquello tenía más que ver con el atractivo de los labios de Richard Campbell Gansey III que con la posibilidad de un amor inminente”.
 Las escenas en donde se mezclaban los sueños con la realidad me parecieron geniales. Una gran innovación en la trama, que la hace distintiva. Ese juego constante en el que el lector debe adivinar qué es lo real y qué es, en realidad, parte de la imaginación.
 Con los personajes sentí una mejoría notable. Una evolución. Por ejemplo, Blue ya me inspiraba más confianza, tuve más afinidad que antes; creo que es porque comenzó a comportarse más como un ser humano, con sentimientos y todo lo que eso conlleva. 
 Gansey me encantó en esta segunda parte. Recuerdo que antes sentía un poco de incomodidad con él, y que sentía que tenía un rol con demasiado peso en la obra para la forma pobre en que lo desempeñaba. Ahora cobró más fuerza, que era lo que deseaba. 
 Con respecto al resto de los personajes no podría decir mucho sin revelar cosas importantes. Pero diré que a estas alturas un poco se empieza a resquebrajar el vínculo entre los chicos del cuervo. Ya esa búsqueda que tienen en común no es tan límpida –o quizás, nunca lo fue-. Surgen nuevos intereses, nuevas caras y nuevos planes. Muchos cambian de faceta por completo.
 Lo que no termino de decidir si me gusta o no es que por momentos los hechos no se sitúan en un plano “fijo”. Y eso es algo que me mareaba un poco, reconozco que es algo característico de la pluma de la autora, lo que significa que a su vez puede resultar de las cosas más interesantes del libro. 
“En un mundo ideal, los cadáveres allí tendidos dormirían un sueño eterno: nadie los descubriría, los animales los irían devorando poco a poco y la exposición a los elementos se ocuparía del resto. Pero en un mundo en que cualquier pareja de tortolitos podía captar el mal olor, o unos cazadores tropezar con un hueso, o un buitre ponerse a volar en círculos sobre el lugar, la cosa se resumía en dos cuerpos con los zapatos llenos de tierra y con ADN esclarecedor bajo las uñas”.
4/5
Muchas gracias SM Argentina por el ejemplar. 

lunes, 29 de mayo de 2017

Reseña: Anochece en los parques de Ángela Armero

Título: Anochece en los parques
Autora: Ángela Armero
Páginas: 270

Editorial: Montena
Sinopsis: La vida de Laura no es fácil. Cuando su hermano murió súbitamente dos años atrás, su mundo se hizo añicos. Entonces empezaron las visitas al psicólogo, las píldoras, la sobreprotección de sus padres y, lo peor de todo, el bullying en la escuela.
Sin más amigos que Javier, el mejor amigo de su hermano, ni ganas de volver a una casa que se le cae encima, Laura se refugia en la biblioteca cada día después del colegio. Los libros se han convertido en la mejor compañía hasta que, un día, Laura coincide con un chico en la biblioteca y se enamora perdidamente de él. Alexei parece el chico perfecto: es guapo, es hijo de diplomáticos, estudia para ser piloto de avión, le apasionan los libros tanto como a Laura y, sobretodo, parece que también se ha fijado en ella. Sin embargo, Alexei guarda un secreto que no se atreve a compartir con Laura...
      Quedé obnubilada con la sinopsis de este libro. Esperaba realmente un libro romántico, por lo menos una historia de amor bonita, y la verdad es que me decepcioné mucho.
 La protagonista de este libro se llama Laura, es una chica bastante insegura de sí misma. Se siente como si fuera un juguete defectuoso de fábrica. Va al psiquiatra y está medicada porque no puede lidiar con sus conflictos internos, ya que padece de crisis de ansiedad y estrés. Comienza a ver cierta luz en su vida cuando conoce a Alexei en la biblioteca del colegio, de quien se enamora perdidamente a primera vista. Cuando comienzan a charlar, él le cuenta muchas cosas de su vida, pero su realidad es totalmente diferente. Tiene un secreto oculto, lo que implica haberle mentido sin más. 
 Vayamos por partes. La protagonista es bastante complicada, por no decir negativa en exceso. Pude comprender su presión por la muerte de su hermano -no es spoiler porque está en la sinopsis-, pero respecto al resto de las cosas...la verdad es que no entendía por qué no se defendía de todo lo que le hacían. A pesar de ello, me encanta que en el libro se toque el tema del bullying, y es ésta actitud una de las diferentes manifestaciones que puede tener la víctima. Pero me deja algo contrariada el hecho de que siempre se muestre con tendencia a ser el blanco del maltrato. Me hubiese gustado que sea un personaje más fuerte, indiferente o que por lo menos aprendiera algo al final de todo, una enseñanza que le sirva, pero ni eso. Sus padres siempre se preocupan por ella, por si tomó su medicación, si le han hecho una broma de mal gusto en el instituto, etc. Un poco por culpabilidad, otro por miedo. Pero sentí que ella no valoraba mucho que digamos esos detalles. 
 Lorena, Leticia y Lola son tres amigas que dedican su vida a hacerle las mil y una a Laura. La maltratan, insultan y hasta golpean. Son seres desagradables, y siempre que ella ingresa en las clases arman murmullos, risas y comentarios cargados de sorna. Desempeñaron muy bien su papel. 
 Javier es sin dudas mi personaje favorito del libro. Y eso que no tiene ni una pizca del protagonismo que se merece. Él era el mejor amigo del difunto hermano de Laura -ahora, su mejor amiga-. Desde la muerte de Felipe, él cuida de ella constantemente. Es muy agradable y transparente. Es el único que consigue tranquilizarla en sus momentos de crisis. 
 Y lo que vendría a ser la parte más interesante -supongamos-, el misterioso Alexei Romanov. Es apuesto, amante de los libros y su lugar favorito en el mundo es la biblioteca (díganme si no está para comérselo con esa descripción). Además, es atento pero bastante desconcertante. Sus actitudes no te hacen nada fácil decidir si estás o no de su lado. 
“A veces, lo más difícil en esta vida es respirar. Pienso en eso siempre que se me acelera el corazón y creo que voy a morir. Inhalo, despacio, sintiendo cómo el aire entra en mis pulmones y atraviesa el diafragma hasta llegar al estómago. Cuanto más se adentra en mi cuerpo, mejor me siento, como si con la corriente los miedos se fueran desplazando mágicamente del lugar que surgieron. 
 Pero no siempre funciona, porque a veces el miedo continúa a pesar de mis esfuerzos”.
  Algo que me encantó demasiado de la obra es que se hace referencia a muchos grandes autores de la literatura universal: Elizabeth Gaskell, Jane Austen, las hermanas Brontë, Oscar Wilde, Dostoievski, entre otros. 
 Lo que se me hizo increíblemente pesado fue el relato -y vaya relato- de toda la vida de Alexei. Realmente había cosas que tardaban años luz en ser explicadas, y muchas otras que eran tan inconsistentes que quedaban de relleno. Por otro lado, tampoco me gustó cómo Laura pasó de ser la protagonista a adueñarse él de ese papel. Eso me molestó de sobremanera, porque ella era un personaje que tenía mucha tela para cortar, muy interesante, y la desplazaron. 
 Me quedó una sensación extraña con este libro, en primer lugar, esperaba una cosa (la sinopsis y la portada me enamoraron). Luego, me ilusioné porque había un halo de misterio que me enganchó. La trama parecía encaminarse hacia una dirección; pero de repente, todo se dio vuelta y ya había dejado de interesarme un poco -lo cual, a decir verdad, iba aumentando paulatinamente-. 
 El final me dejó con sentimientos ambiguos. Especialmente porque siento que realmente daba para más. Mucho más. Y creo que la autora no supo aprovecharlo, no supo darle un cierre, y puso el primer desenlace que se le ocurrió. Tampoco llegué a comprender las razones de los personajes (ni por qué iban en contra de sus deseos). Laura se tornó tan insensata como ridícula. Las últimas páginas parecen hablar de una persona totalmente diferente de la que aparece al comienzo. Fue decepcionante.
 Quitando los monólogos eternos del chico, la pluma de la autora no es del todo mala. Los diálogos y descripciones son bastante justos. Creo que fue un gran error conducir la historia hacia un final tan típico e ilusorio. Además de que los personajes que tan interesantes parecían al comienzo, acabaron por demostrar falta de personalidad y convicciones poco definidas. 
“Estoy bien. Todo está al mismo nivel, la historia de los días, de las semanas, flota en un círculo, como en un zoótropo de esos que muestran un caballo corriendo, sin salirse nunca de la órbita que el juguete le permite y dentro de la cual parece ser muy feliz.
 Pero algunas noches, y en el intervalo que tarda la pastilla en hacer efecto, y sin que pueda remediarlo, o sin que quiera tal vez, regresan los recuerdos, algunos dolorosos, pero otros luminosos como relámpagos en la oscuridad”.
2/5

domingo, 28 de mayo de 2017

Reseña: La profecía del cuervo (#1) de Maggie Stiefvater

Título: La profecía del cuervo
Autora: Maggie Stiefvater
Saga: The Raven Boys #1

Editorial: SM Argentina
Sinopsis: Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar. Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo. Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.
     ¡Hola de nuevo! En la reseña de hoy voy a hablarles de una saga que comencé muy entusiasmada, ya que desde hace varios años que quiero leer algo de esta autora.
 El libro tiene como protagonista a Blue, que vive junto a su madre y otras mujeres de la familia. Todas -excepto Blue- son clarividentes y pueden ver el futuro, entre otras adivinaciones. Entre estas, hay una que está muy clara en la familia: ella matará a su amor verdadero el día que le de un beso. Por esta razón, ni se le cruza por la cabeza la idea de estar con alguien, o de enamorarse. Hasta que conoce a Gansey, que viene a ser el galán en cuestión, y a partir de su encuentro es que se arma el gran lío. Él es uno del grupo de los chicos del cuervo (el colegio más prestigioso del lugar, Aglionby), y cada uno de ellos -Ronan, Noah, Adam y Gansey- cumplirá un rol fundamental en la trama. 
 Básicamente esa es la base de la trama de este libro, el hecho de que la protagonista y el chico se crucen pone todo en miras de empeorar. Pero ¿se cumplirá la visión o no?
 Partiendo del prólogo, es muy atrapante. Es un buen inicio para sembrar una pequeña duda que luego no hará más que crecer. Ya entrados un poco más en el desarrollo de la obra, el ritmo empieza a decaer bastante, debido a explicaciones que se me hacían innecesariamente largas. 
 Respecto a los personajes... Blue Sargent es algo predecible. Aún así me hallaba en un tira y afloja con ella porque sí estaba de acuerdo en muchas de sus decisiones. Pero realmente me hubiese gustado que fuera un poco menos inestable. 
 Gansey (que en realidad se llama Richard Campbell Gansey III, sí, pedazo de nombre) se nos presenta básicamente como el prototipo de chico ideal. Además, lo pintan como lo que podría ser el hombre de los sueños de cualquiera. Debo decir que por momentos me parecía estar a mil años luz de eso, ya que lo veía un tanto ególatra. Como si necesitara dejar en evidencia que tiene todo el dinero del mundo y demás. Sí me agradaron sus ganas de saber más, su personalidad tan curiosa. Justamente esto es lo que lo hace enigmático. Me dio pena que en esta primera parte no haya podido conectar con él como quisiera, espero en los demás libros conocerlo un poco más, porque sentí que le faltó fuerza para el rol que tenía en la trama. 
 “Blue reconoció en ellas la extraña felicidad que procedía de amar algo sin saber por qué, una felicidad tan grande que incluso se confundía con la tristeza. Era lo que ella misma sentía al ver las estrellas.
Y así, de pronto, lo encontró más próximo que nunca al Gansey que había visto en la iglesia, y comprobó que no podía seguir mirándolo.”
 Del romance del que se hace referencia ni noticias. Así que si esperan algo de romance paranormal en este libro, van por el lado equivocado. Si bien hay atisbos de un vínculo sentimental entre los personajes más sobresalientes, la verdad es que siempre quedan en stand-by. A pesar de ello, la trama está cargada de misterio y de eventos paranormales. Esto no quiere decir que lo vuelva una novela de terror, pero sí tiene muchas escenas muy bien logradas. Esto me pareció un punto a favor, y algo muy original. Al igual que esa extraña mitología que la autora introduce.
 La pluma de Maggie me gustó en partes y en partes no. Tuve sentimientos muy encontrados ya que en ocasiones se tornaba algo lenta y redundante. Sí me encantó cómo tejía los conflictos y dudas que van surgiendo en el desarrollo, aunque como mencioné antes, hubiese preferido que sea más concisa.
 Hay que tener en cuenta que esta es una primera parte de una tetralogía. Obviamente habrá cabos sueltos y muchísimas preguntas al final. Por eso es que intento ser paciente y ya mismo me pondré con la continuación para ver si el ritmo mejora.
“Apurándose con el bolígrafo para no quedarse atrás, Blue fue apuntando lo que oía a medida que Neeve obtenía nombres. De vez en cuando, echaba un vistazo al camino con la esperanza de divisar… algo. Pero, como siempre, allí solo había hierba crecida y robles insinuándose entre las tinieblas. Y la iglesia, que, como una boca oscura, iba recibiendo espíritus invisibles”.
3.5/5

martes, 23 de mayo de 2017

Reseña: Todo, todo de Nicola Yoon

Título: Todo, todo
Autora: Nicola Yoon
Páginas: 317

Editorial: SM Argentina
Sinopsis: Madeline es alérgica al mundo exterior. Tan alérgica, de hecho, que no ha salido de su casa en 17 años. Ni siquiera se lo había planteado hasta que ese chico de ojos azules se muda a la casa de al lado.
 ¿Qué tendrá Olly que lo hace tan especial?
 ¿Qué tendrá Olly para hacer que la realidad de Madeline se tambalee?
       Antes de empezar este libro, ya sabía que iba a hacerme sentir mínimo cientos de emociones. Porque es de esas novelas que te transmiten todo (todo) con solo verlas.
 Madeline Whittier es una adolescente que tiene SCID (inmunodeficiencia combinada grave), una compleja enfermedad que afecta su sistema inmunológico, que la hace alérgica a prácticamente todo lo que la rodea. Es por ello que ha pasado diecisiete años sin salir de su casa.
 Maddie es increíblemente inteligente, le encanta la lectura y la arquitectura, hace reseñas en Tumblr de los libros que lee y todo lo que conoce, las únicas personas de las que se rodea son su mamá y Carla, la enfermera que cuida todo el tiempo de que su salud esté dentro de los parámetros normales. Debe cuidar minuciosamente la procedencia, conformación y esterilización de las cosas con las que tiene que lidiar día a día. Desde lo que huele o toca, hasta lo que come. 
 Su casa está absolutamente adaptada: todo es color blanco, pulcro, descontaminado e incluso hay una cámara estanca con filtro purificador de aire. 
 La relación que tiene con su madre me resultó muy entrañable desde el primer capítulo. Ella se preocupa (y se ocupa) de cada cosa, y hace todo para que se sienta a gusto en la casa, acompañada. No se me hace sencillo encontrar cada día distintas maneras de combatir el aburrimiento, para una persona que no sale de su casa literalmente nunca. Imaginen cada hora, cada día, todas las semanas de cada mes encerrada: la niña burbuja, como se llama a sí misma. Sin embargo, su madre hace siempre hasta la imposible sacando un as bajo la manga para hacérselo más fácil. 
 Todo cambia cuando Madeline ve la llegada de sus nuevos vecinos, entre ellos, está Olly. Él es todo lo que está bien en el mundo. Es atento, inteligente, divertido, transparente. Mil adjetivos positivos se enlistan en espera para ser adjudicados a Olly. Y no me alcanzaría la noche entera para poner todos los que quisiera en una reseña. Su llegada a la vida de Madeline lo cambia todo. Rompe absolutamente sus esquemas. Hará que se empiece a cuestionar muchas cosas. 
“Solo hay una cosa que puedo desear: un remedio mágico que me deje correr libremente por ahí como un animal silvestre. Pero nunca lo pido porque sé que es imposible, como desear que las sirenas y los dragones existan de verdad. En vez de eso, suelo pedir cosas más realistas, cosas que no nos pongan tan tristes”.
 La protagonista en circunstancias normales podría resultar corriente. Pero en sus circunstancias es absolutamente valiente, arrolladora. Así la describiría. 
 Carla también es un personaje que me gustó mucho. Es muy adorable y paciente. La vi exactamente como si fuera su segunda mamá. Mezcla esa preocupación genuina con esos consejos cargados de sabiduría que solo los años aportan. 
 La estructura del libro está tan bien diseñada que es imposible parar de leer en cualquier momento (de leer y de admirar, con esas bellísimas fotos e ilustraciones de su esposo David). Hay fragmentos más cortos, y otros no tanto; pero todos son muy interesantes. Especialmente porque están narrados en primera persona por la protagonista, y su forma de percibir el mundo no se parece en nada a la de la mayoría. Es muy especial, porque todo su universo es tan limitado. 
 La pluma de la autora te cala hondo hasta los huesos. Te hace sentir en carne viva cada emoción, cada lágrima. Te hace preguntarte, por sobre todas las cosas...¿qué tanto valen las cosas que desperdiciamos, subestimamos, cuyo valor real desconocemos porque nunca nos han faltado?. Y es algo realmente para pensarlo. Partiendo desde allí, una escritura que te abre la mente vale oro. No es algo sencillo de lograr. El esmero y cuidado para elegir cada palabra, y que éstas sean las adecuadas, se nota en cada página. Y no queda en evidencia en ningún momento que es la primer novela de la autora. 
 Respecto al final, hay escasas maneras de plantearlo sin soltar algún dato revelador. Solo diré que me sorprendió muchísimo, y me dejó el corazón en un puño. ¡Corran a leerlo! 
“Desde que Olly entró en mi vida, hay dos Maddys: la que vive a través de los libros y no se quiere morir, y la que se dedica a vivir, sospechando que la muerte sería un precio justo por intentarlo”.
5/5
¡Muchas gracias SM Argentina por enviarme el ejemplar!

domingo, 21 de mayo de 2017

Reseña: El desvío de Susana Grimberg

Título: El desvío
Autora: Susana Grimberg
Páginas: 63

Editorial: Kratos Editorial
(Agencia de prensa Kiako-Anich)

 “El Desvío” es una recopilación de siete relatos cortos. Obtuvo el Primer Premio Narrativa en el Certamen Nacional e Internacional XXII Ed. (2009) Editorial Nuevo Ser.
        
 ¡Hola de nuevo! Estoy bastante desorganizada y por eso es que las reseñas del blog estaban siendo algo espaciadas. Esta semana estoy poniéndome al día así que espero poder acomodarme mejor. En esta entrada seré más bien breve, ya que el libro del que les voy a hablar tiene poquitas páginas y no quiero arruinarles la sorpresa de lo que contiene.
 Como dije más arriba, la obra es una recopilación de varios relatos (siete, precisamente) de la autora. Entre los que más me gustaron está “Después” y “Ofelia”. Ambos -aunque me atrevería a decir que en su mayoría- hablan sobre el amor, lo que hay después de eso, el desasosiego, la pérdida, el azar y hasta los malos presagios.

  •  “La noche es temor. Aprieta los dientes, camina algunos pasos, se esconde en la entrada de un edificio antiguo. Vuelve la mano vendada. La sigue hasta que desaparece. Contiene la respiración, se apoya contra la pared de la ochava. El trazo blanco lo encañona. Un patrullero se detiene. Lo distrae. Gira y nada. La noche es nada. Acelera el paso. Corta el frío. Llega a la casa empapado de sudor, de frío, de temblor, de rabia”.

 De la pluma de la autora destaco su precisión, y un poquito más allá, las analogías que hace con otras obras de referencia, o metáforas que suelen ser muy acertadas, aunque ocasionales. Lo primero me parece un tiro al blanco ideal, más que nada porque se habla de clásicos y ayuda muchísimo a vincularse con el lector de una manera casi-segura.
 El libro es corto y se acaba en minutos. Lo malo (y empezar por acá le da un aspecto menos lúgubre al final, que me parece más propicio para cerrar la idea) es que no llegué a compenetrar con cada una de esas pequeñas historias. Eran tan escuetas y efímeras, que me costó bastante conectar con sus protagonistas. Me hubiese gustado que tuvieran un trasfondo apenas más marcado, a pesar de que se trate de escritos no muy extensos. 
 Lo bueno es que esas partes que me resultaron ambiguas o parecían dejar lagunas, podían ser llenadas con la imaginación lectora: ¿qué hizo tal personaje para cuestionarse tanto su existencia en este mundo?, ¿cuán premonitorio puede ser un sueño, sin contar que parte de la propia sugestión?, ¿por qué el azar puede arruinarlo todo, o es que el todo está escrito ya en alguna parte?.
 No quiero dejar de mencionar que se tocan temas interesantes, importantes y fuertes, si se quiere (un ejemplo de ellos es la dictadura militar argentina) con una especie de velo, pero se hallan latentes en cada relato. Incluso algo más banalizado y general, tan abarcativo como avasallante: la muerte. Pero también hubo relatos que me resultaron tan cotidianos que se me hicieron intrascendentes. No porque no tuvieran valor por sí mismos, sino porque no sentí que aportaran a la obra más que para no dejar un hueco visible allí donde iban. Pero lo digo con todo mi respeto a la autora, que es lo primero que leo de ella y no estoy acostumbrada a este tipo de escritura. 
 • Sobre la autora: Susana Grimberg es oriunda de la provincia de San Juan.  Psicoanalista, escritora y columnista,escribió notas para los diarios Página 12, La Nación, Primera Edición (Misiones), Diario de Cuyo (San Juan) y la revista Debate.
 Desde hace veinticinco años es colaboradora de Comunidades, periódico judío independiente.  Durante su carrera profesional investigó sobre el pensamiento judío y redactó más de 200 artículos sobre política, con el psicoanálisis como marco teórico de referencia. Sus contribuciones teóricas como psicoanalista fueron publicadas por la Escuela Freudiana de la Argentina.
 Posee una amplia trayectoria en radio: actualmente es programadora y conductora de “A la vuelta” en Radio Sentidos en la que habla sobre los malentendidos en la vida cotidiana, título del ensayo que publicará en el 2018. Anteriormente formó parte del equipo del programa “En la otra puerta” en radio.
Muchas gracias Kiako-Anich por enviarme el ejemplar.